miércoles, 23 de noviembre de 2011

Chunguix and Tomeito - El software huerteril del siglo que viene

Lo prometido es deuda. Otra cosa es que acabe cobrándose. Como a mí me gusta pagar mis deudas, y creo recordar que hace unos meses prometí desvelaros el secreto a la cuestión:

¡¿ES POSIBLE NO PERDER NI UN SÓLO TOMATE DURANTE AUSENCIAS PROLONGADAS EN PLENO APOGEO TOMATERIL?!

Es hora de desvelarlo, que ya estaba bien.
 La respuesta, a tan intrigante pregunta es sencilla: sí, poniendo en práctica los métodos necesarios para llevar a cabo semejante objetivo. ¿He dicho sencilla? Ejem...
 Ahora bien, supongo que, además, pretendereis conocer THE SECRET, el KNOW HOW, el INTRÍNGULIS (no confundir con cierta práctica sexual que... en fin), el QUID (o kit, o mic, o algo así) de la cuestión... vamos, que os cuente el cómo y todo eso.
 Pues es que ahora me viene mal. Pero como más tarde me vendrá peor, pues os lo cuento, venga.
 Es cierto que yo cuento con una importantísima ventaja sobre vosotros, ¡oh, simples mortales macetohuerteros!, pero por deferencia hacia mis desvalidos congéneres (es decir, vosotros, recordadlo bien), os pondré en antecedentes (penales no, de los otros, de los que se cuentan antes de entrar en materia, que hay que decirlo todo).
 La ventaja a la que aludo, no es otra que mis vastos (con uve, que os veo venir) conocimientos en materia computeril, lo que me permite desarrollar programas informáticos que, a veces, incluso hacen algo útil. Una vez hice un cursillo de Basic, no os digo más. Y no me salté ni una clase.
 Por lo tanto, mi objetivo, era crear un programa que realizase el cálculo ajustado de los requerimientos nutricionales de cada tomate. Sí, sí, habéis leído bien: de todos y cada uno de los tomates que estaban creciendo en mis plantas.
 La tarea, pues, era inmensa para cualquier mortal, pero para mí la cosa era coser y cantar. Y lo de coser se me da bien. Ahora, lo de cantar... pues también, que no he especificado nada de desafinar.
 Pero para la realización de semejante proyecto no bastaba cualquier sistema operativo, no... necesitaba uno realmente potente, con funciones integradas a cual más productiva. Mentalmente, repasé la lista de ellos... cuán defraudado me sentí. No había ni uno sólo capaz de realizar la tarea requerida. Sí, sí, mucho colorín, mucha ventanita, y mucho buscaminas, pero na de na. Si en más de medio siglo, la humanidad, no ha sido capaz de crear un sistema operativo, capaz de correr (con perdón) un mísero programa mio... ¿se puede saber a qué estamos jugando? Al buscaminas, efectivamente.
 Así pues, no tuve más remedio que acometer la tarea adicional de desarrollar un nuevo sistema operativo. Pero vamos, pecata minuta para mí, como ya comprenderéis.
 Dicho y hecho, en tres cuartos de hora tenía desarrollado todo el software, y eso que no lo hice de un tirón, pues tuve que ir al WC un par de veces (¡Ay, esas cervecitas...!).
 El programa en cuestión, requiere de la introducción por parte del usuario de ciertos datos, para realizar un cálculo exhaustivo y completo, de los requerimientos nutricionales del tomate.
 Accioné el ON, y aquello iba viento en popa a toda vela, oigan. Introducí los datos del primer tomate que me vino a la retina, y he aquí el resultado:
 

[Sistema Operativo CHUNGUIX y TOMEITO en acción]

Vamos, que se escogorció el invento.
Pero que conste en acta, siempre y cuando no me cobre nada el notario, que la culpa es del hardware, ¡¡¡que lo mio estaba bien hecho!!!

Aquello no podía ser. No había tiempo para construir el ordenador que necesitaba. No me quedó más remedio que utilizar el plan B.
 ¿Y qué era aquello del plan B? Pues muy fácil: un método universalmente conocido, con sus variantes regionales y tal, pero que funciona. A veces mal, eso sí.
 El método AODBC.
 Es decir, "A Ojo De Buen Cubero".
 Y mira tú por dónde, acerté.





¿¡CÓMO NO PERDER NI UN SOLO TOMATE DURANTE LAS PROLONGADAS AUSENCIAS EN PLENO AUGE TOMATERIL!?

5 comentarios:

rafelin71 dijo...

jajaja! Floppy! Divertidísimo.
Eso t pasa por irte de vacas! Yo como este año he estado aquí, no se me ha despistao ningún tomate....eso sí, plagas todas las del mundo.
Creo q vuelvo a mis orígenes macetohuerteros...te haré compañía.
Un salut!!

FloppySoftware dijo...

Jo, Rafelín, no me digas que te vuelves macetohuertero de nuevo... ¡¡¡ya me ha salido competencia, cachislamar!!!
Ya mi he enterao que has estado malito, espero que ya estés bien del todo, y des guerra a las macetas y a los macetos.
Un abrazo fuerte de los que hacen crujir las costillas (pero sin malos rollos, ¿eh?).

Imma Cauhé dijo...

Haz como yo, si me voy unos dias le digo al vecino que me riegue y coja los tomates que van madurando a cambio, no se me ha estropeado ninguno, todos se han aprevechado, jajajaja

rafelin71 dijo...

Felices fiestas y un buen buen buen 2012!!!

FloppySoftware dijo...

Felices fiesssssssssstasssssssssss!!!