lunes, 16 de mayo de 2011

Bricolaje: Que caña.

Continuamos con la serie dedicada al bricolaje maceto hortelano, aunque en este caso, también se puede aplicar al huerto de tierra (y alguna que otra piedra, hierbas...).

Introducción

Por lo general, estamos ya un poquito hasta las narices de gastarnos los euros en tutores para nuestras plantas.

Evidentemente, no me estoy refiriendo a pagarle clases de inglés a nuestra tomatera.

Más que nada porque suelen saber idiomas, que para eso se llaman Marmande y Monfavet. En este caso saben francés. Los Cherry dominan el inglés a la perfección.

Hay varios tipos de tutores: de metal recubierto de plástico, de plástico a secas, de madera, de caña de rio, de bambú, mangos de escoba de PVC...

A su vez, las cañas pueden ser con alcohol o sin él. Pero siempre con aceitunas o cacahuetes.

A mí me gustan particularmente los tutores de bambú, pues se trata de un material natural, y bastante resistente.

De todas formas, las inclemencias del tiempo suelen hacer estragos con ellos al cabo de pocas temporadas. Sobre todo en la parte que está clavada en la tierra.

Y aquí está la solución a tan tremendo problema.

Por cierto, está patentado. Sección artículos de broma. No conseguí inscribirlo en la de inventos que han salvado el mundo. Envidiosos.

Ficha técnica

  • Nombre: Esta brico-ficha es la caña.
  • Dificultad: Depende.
  • Tiempo requerido: Poca cosa.
  • Materiales: Más bien pocos.
  • Utilidad: Está por ver.
Ahora que lo tenemos más claro, pasamos a la...

Realización del proyecto

Cojemos una bolsa de plástico, y la colocamos en el pie de la caña (la parte de ésta que introduciremos en la tierra).

Cortamos todo lo que sobra, y la enrollamos alrededor de la caña. 

Para que el plástico quede sujeto, enrollamos cinta adhesiva, el papel de celo de toda la vida (desde que fue inventado, claro).

Algo muy importante, es que tenemos que colocar la cinta adhesiva correctamente: la parte pegajosa (la que contiene el adhesivo) se coloca pegada al plástico, mientras que se enrolla en el mismo sentido que éste.

Si lo haceis al reves, no aceptaré ningún tipo de responsabilidad. Si lo haceis bien, tampoco. Que conste en acta.

Hecho esto, se clava en la tierra (la parte que hemos cubierto, cuidadín), y ya tenemos un tutor que nos durará alrededor de media hora más, que otro al que no hayamos sometido a semejante proceso.

El resultado

He aquí una fotografia de como queda la cosa.


Recomendaciones finales

Una vez introducido el tutor en la tierra, el plástico ha de sobresalir un poco para proteger adecuadamente el pie del tutor.

Si no lo hacemos así, el elaborado proceso anterior no sirve de nada.


6 comentarios:

rafelin71 dijo...

Floppy, q alegría de leerte de nuevo!! E igual o más elocuente q nunca..eres "la caña" jajaja! Me encanta tu huerto de Miquel, que reluciente y frondoso jopeeee!...y seguro q se te cae la babilla viendo como riega fuera...jaja!!
A ver si entras tb por el foro, que lo "malo" abunda", pero lo bueno abunda máss!
Un abrazo, y lo de las cañas, tienes toda la razón...yo como las guardo de un año al otro, cada año quito un trozo (el q se clava y se pudre), y cada año están más enanas...jaja!!

FloppySoftware dijo...

Hola Rafelín!

Yo también me alegro de leerme de nuevo!

En lo de frondoso te has pasado, si acaso alguna hojilla por aquí, un matojillo por allá...

En el foro pasa como con mi balcón, hay poco de "lo malo" (araña roja, por ejemplo), pero no veas como jo*e.

Y con lo de las cañas, oye, pues tiene sus ventajas que cada vez estén más enanas: nosotros nos vemos más altos.

Abrazos!!!!!!

Laura i Jordi dijo...

Que buena idea, creo que haremos lo mismo con nuestras cañas, que hace un año que las tenemos y aunque no se han podrido todavia me imagino que después de la temporada de verano seguramente lo harán.

FloppySoftware dijo...

Hola Laura (¿o eres Jordi?),

Pues sí, el invento va muy bien, y se aprovecha el material de un año para otro (y evitamos que los bichitos que azotan nuestras plantas se instalen en la caña).

Saludos.

chagall dijo...

Miguel, me ha encantado el invento. Aunque lo de la patente... jejeje.

Con tu permiso me lo copiaré, yo también tengo puesto bambú.

Lo tienes todo precioso, felicidades por ello.

Y de lo otro, lo malo lo ves venir, pero lo que se hace pasar por bueno... y no loo es tanto... Hummmmm.

Un besote cielo

FloppySoftware dijo...

Ay Chagall......... jamia, gracias por las cosas bonitas que me dices.

Lo "otro"... fenómenos paranormales de esos... ¿no?

Abrazos!!!!